La ruta amarilla del Torcal de Antequera

Hoy os traigo mi experiencia en la ruta amarilla del Torcal de Antequera, considerada de nivel medio y que está entre la básica, ruta verde, y la avanzada, ruta naranja. Tal y como os detallo en “Mi guía para visitar el Torcal de Antequera, lo ideal es evitar los fines de semana y las horas de centrales del día, así que tocó levantarse tempranito.

Preparación de la ruta.

La ruta la realizamos a primeros de Junio, encontrando una temperatura fantástica y al llegar a las 10:30 no había apenas gente en el Centro de Visitantes. De todas formas, una chaqueta nunca está de más, porque, sobre todo al inicio, la humedad es notable, porque estamos a 1.200 metros y a primera hora siempre refresca.

En nuestro caso, nos decantamos por la ruta amarilla porque era la que mejor se adaptaba a la configuración del grupo: mis padres (60 años) y mi pareja.

Este sendero se puede realizar fácilmente en familia, incluso con niños.

Inicio-Ruta-Amarilla-Torcal-Antequera

Ruta amarilla y verde

La ruta amarilla del Torcal.

Comenzamos el recorrido, como siempre, revisando el perfil y el mapa de la ruta, para asegurar que no había ningún imprevisto.

El desnivel de la ruta amarilla es escaso, apenas 50 metros de desnivel acumulado en todo el recorrido.

Datos de interés

Mapa-Ruta-Amarilla-Torcal-Antequera

Mapa de la ruta amarilla

El punto de inicio de la ruta amarilla es el aparcamiento superior, junto al Centro de Visitantes. Y al ser una ruta circular, terminaremos en el mismo punto, aunque antes debemos hacer una parada en el Mirador de Las Ventanillas para tener una fantástica panorámica del Torcal.

Con todo preparado y listo, comenzamos la ruta, con una primera parte más árida, en un sendero de tierra, compartido con la ruta verde. Poco a poco, vamos avanzando entre las rocas calizas para ir descubriendo el paisaje kárstico. Los primeros puntos de interés comienzan a aparecer en el recorrido. Así pasamos por el Vigilante [2], la Grieta [5] o el Púlpito [8] hasta encontrar el camello [9] y el adelantado [10].

Paisajes-Torcal-Antequera

Una postal del Torcal

Sendero-amarillo-Torcal-Antequera

Parte rocosa del sendero

En el mapa encontraréis las referencias numéricas a los sitios de interés.

Esta primera parte del recorrido es muy bonita, porque se va adentrando en el paraje, poco a poco, comenzando a ver cómo las rocas han ido moldeándose por el clima (hielo, viento, lluvia) durante miles de años hasta dejarnos estas peculiares formaciones. Asimismo, la flora es muy llamativa, mezclándose colores intensos con verdes frondosos.



Al visitar el Torcal de día se pierde la posibilidad de ver parte de su fauna, pero los buitres sí que nos contemplan desde el cielo.

Seguimos caminando por el sendero y las formaciones rocosas comienzan a crecer en altura, más bien nosotros caminamos por la parte inferior, pudiendo contemplarlas en plenitud. Por momentos parece un pequeño paisaje lunar, pero diurno. Las zonas de Sol se alternan con zonas de sombra, donde sin ser complicado el paso, debemos tener cuidado en algunas zonas resbaladizas. El musgo aparece y la arboleda comienza a ser más intensa, principalmente encinas, aunque en el recorrido también hay quejigos, serbales o arces.

Paisaje-Torcal-Antequera

Paisaje típico del Torcal

Ruta-Amarilla-Torcal-Alto

Mi padre en la ruta

El paisaje comienza a impresionarme cada vez más, porque el sendero nos va dejando escenas más bonitas a cada paso. Esa mezcla de vegetación y roca caliza encaja de maravilla, además el día soleado nos deja un contraste de colores que las fotos intentan reflejar.

No está de más, volver a recomendar el uso de buen calzado de caminar para evitar imprevistos, porque hay zonas rocosas algo más complicadas.

Y llegamos a uno de los puntos estrella del recorrido, el Callejón del Tabaco, una fractura entre las rocas, que sólo nos permite pasar de uno en uno por su anchura. Tras pasar por el callejón, encontramos una zona de sombra ideal para hacer una breve parada y continuar. Es al final de esta parte cuando la ruta amarilla se vuelve a unir a la ruta verde.

Callejon-Torcal-Antequera

El Callejón del Tabaco

Sombra-Ruta-Amarilla-Torcal

Sí, hay sombra en la ruta

Estamos llegando al final del recorrido, pero todavía nos quedan grandes momentos, ya que llegamos al los hoyos de la burra y de la rucha, antesala de la visión de las “pilas de bollos”, formaciones alternas de calizas tableadas, que son una de las imágenes típicas del torcal.

Ese paisaje nos deja la postal del Torcal de Antequera.

Ahora sí, afrontamos una pequeña parte de subida y antes de finalizar la ruta, decidimos hacer una parada en el mirador de las Ventanillas, desde donde obtenemos unas vistas espectaculares del Torcal Alto. Por último, nos dirigimos al Centro de Visitantes donde termina la ruta amarilla.

Completamos el recorrido en 1h y 30 min. con un par de paradas, por lo que calcular esa estimación de tiempo más que las 2h del dossier oficial.

Panorámica-Torcal-Antequera

Panorámica del Torcal

Mis impresiones sobre la ruta amarilla del Torcal.

La ruta me ha encantado, quizás algo corta para mis preferencias, pero muy completa a nivel paisajístico y floral. Además, su diseño es muy bueno, porque se va de menos a más, alternando puntos estrella durante el recorrido. Asimismo, la señalética está muy bien, al contrario de los que nos pasó en “la ruta del peñón del cuervo a Olías”.

Para una primera visita al Torcal es ideal, además apta para todos los públicos, por complejidad y longitud.

Para los amantes del senderismo, puede ser buena idea, madrugar algo más y llegar sobre las 8:00-8:30 y hacer las dos rutas, amarilla y naranja en el mismo día. Además, si empezamos en la naranja, que es lineal, terminaremos al inicio de la amarilla y podremos enlazarlas.

Hasta aquí mi experiencia en la ruta amarilla del Torcal. Espero que os haya gustado y, sobre todo, que os animéis a realizarla.

Os recuerdo que tenéis mi guía completa sobre el Torcal con toda la información y los senderos.

Final-Ruta-Amarilla

Celebrando el final de la ruta

Alejo Tomás

Viajero, ingeniero, entrenador de baloncesto y bloguero. No vivo de los viajes, sino que vivo para viajar. Tras dar la vuelta al mundo, visitar las 21 Maravillas del Mundo y viajar por medio mundo, ahora me he decidido a crear algo bonito sobre Málaga. Además soy el creador de Street Art Málaga, empresa pionera en enseñar el arte urbano de mi ciudad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies