Qué comer en Málaga. Platos típicos

Espeto de sardinas
Espeto de sardinas
Espeto de sardinas

Os presento los platos típicos de Málaga, no sólo de la capital, sino de la provincia.

Málaga es conocida por sus espetos de sardinas y por el pescaíto frito, pero hay mucho más. Sabores refrescantes, deliciosos dulces, sopas frías e incluso platos de cuchara para el invierno en el interior.

Los más típicos.

Ensalada malagueña.

Dieta mediterránea en estado puro. Sencilla y refrescante, la encontraremos en numerosos lugares y no podemos perder la oportunidad de probarla. Sus ingredientes son: patatas cocidas, cebolleta, naranja, bacalao, aceitunas, sal y aceite de oliva.

Esta ensalada es uno de mis platos favoritos de la cocina malagueña.

Fritura malagueña.

El clásico por excelencia de la cocina malagueña. Una buena fritura requiere su técnica, un buen aceite, buena harina y un toque personal. Los clásicos son los boquerones, pero no podemos dejar de probar el pulpo, la rosada, el adobo (cazón), los calamares o los calamaritos.

Porra antequerana.

Otra sopa fría, en este caso típica de Antequera. Es una variante del salmorejo cordobés, elaborada con tomates, pan sin corteza, aceite, sal, pimiento verde y ajos. Muy rica y demandada en los meses de verano.

Espeto de sardinas.

Venir a Málaga y no comer un espeto de sardinas es como no haber venido. Sardinas ensartadas en una caña de madera, hechas a la brasa en un barca junto al mar. Un poco de sal y limón son los acompañantes perfectos.

El Merlo Chiringuito Pedregalejo

Espetos de Sardinos a 2€ en El Merlo – Chiringuito de Pedregalejo

Ajoblanco.

La sopa fría por excelencia de la Costa del Sol. Está hecha de pan, almendras, ajo, agua, aceite, sal y acompañado de uvas o melón. Una delicia para todos los paladares y todas las épocas del año.

Los auténticos de Málaga.

Campero.

Un simple bocadillo por sus ingredientes, pero un plato en sí mismo por su fama entre los malagueños. Otro de los obligados si vienes a Málaga.

El clásico es con jamón cocido, lechuga, tomate, mayonesa y kétchup, en un buen pan de mollete redondo y a la plancha. Desde su creación han aparecido diferentes versiones, con atún, pollo, hamburguesa, bacon, con todo. Cada uno encontrará su propio campero, porque hay tantas opciones como sitios.

Mi preferido es el Campero de Pollo y Bacon del Valdi (Calle Cristo de la Epidemia, 86)

Un campero de Málaga

Un campero de Málaga

Mollete de Antequera.

En cuanto al pan, el mollete es la estrella de Málaga. Es un tipo de pan de miga blanda y poco cocido, del tamaño de un panecillo, se elabora de forma artesana y tiene una particular forma ovalada. De nuevo, se cree que fueron los árabes quienes lo introdujeron en la península ibérica.

Un mollete puede ser la base para lo que queramos, pero recomiendo un clásico: tomate, aceite y jamón serrano.

En un desayuno en Málaga no puede faltar el mollete, en su defecto “el pitufo”, otro pan más pequeño y sencillo. Ordenar el café no será algo tan sencillo, a continuación te explico y enseño el porqué:

Los nombres de los cafés van en función de su cantidad, con unos nombres un tanto peculiares (nube, sombra, corto, mitad, etc.). Se dice que esto fue “inventado” en el Café Central (Plaza de la Constitución, 11), donde en un azulejo podemos ver todos los tipos disponibles, aunque esto vale para toda la provincia.

Cafes en Málaga

Cafes en Málaga

Pajarete.

El postre perfecto. El pajarete es el nombre de un vino generoso dulce de la Denominación de Origen Protegida Málaga. Si visitáis nuestro recomendado “Lo güeno” (Calle Marín García, 12), no olvidéis pedirlo para cerrar la comida i/o cena. Otro sitio clásico es “La antigua casa del Guardia” en la Alameda Principal.

Lo podremos encontrar en multitud de lugares del centro histórico, tan sólo debemos mirar los barriles situados en la barra o preguntar al camarero.

Pajarete en barrica

Pajarete en barrica

Salchichón de Málaga.

Estamos ante uno de los embutidos más peculiares de España, una mezcla de carne picada de cerdo con tocino y grasa de cerdo, a la que se añade sal, especias y condimentos. Otro producto obligatorio en una visita a Málaga.

Actualmente es un producto en auge, no sólo como embutido, sino como parte de otros platos como el tartar o las croquetas.

Plato de los montes.

Un plato contundente y con un alto porcentaje calórico, pero que nos dejará como nuevos. La unión de huevo, chorizo, lomo, papas, pimientos y migas nos hará obtener un auténtico plato de los montes.

Para degustarlo lo clásico es subir a cualquiera de los pueblos de los Montes de Málaga, por ejemplo Casabermeja.

Para el invierno.

Berza malagueña.

El guiso por excelencia para el invierno. Una buena dosis de calorías que calientan a cualquiera. Está compuesta de garbanzos, judías verdes, verduras varias, buena cantidad de carnes (cerdo, morcilla, tocino), patatas, calabaza, etc. Si visitas Málaga en invierno, no puedes dejar de probarla.

Sopa Perota.

Es un plato típico de Álora, en el interior de la provincia. Una reconfortante y abundante sopa compuesta por verduras y pan. Sus ingredientes son: pan, tomate, cebolla, pimiento, ajo, hierbabuena, azafrán y pimienta.

Los más dulces.

Bienmesabe.

Este dulce es típico de Antequera, pero se ha adoptado en toda la provincia. Compuesto de almendras, huevos, almíbar, bizcochos, azúcar y canela, es sólo para los amantes de los postres.

Borrachuelos.

Es el dulce malagueño por excelencia y es ideal para preparar en Navidad o Semana Santa. El término “borrachuelo” deriva del vino que lleva la masa, que emborracha el dulce.

La receta no es compleja, pero lleva muchos ingredientes, aquí puedes verlos todos. Además requiere tiempo, pero no es problema ya que es común reunirse en familia para hacerlos y luego compartir y repartir entre todos.

Torta de Algarrobo.

La torta de Algarrobo es una torta de aceite típica del pueblo homónimo de la Axarquía malagueña. Este dulce, con toques árabes por su ingredientes, se remonta a la época musulmana en la ciudad. Sus ingredientes son azúcar, canela, matalahúva, harina, aceite de oliva virgen extra, almendra y levadura.

La mayor parte de ellos los iréis encontrando con facilidad durante vuestra visita, pero algunos otros tendréis que buscarlos expresamente, pero con nuestra guía lo tendréis más sencillo.

¡Qué aproveche!