Historia de Málaga

Restos históricos como los dólmenes de Antequera, las cuevas del Tesoro o de la Pileta, aseguran que Málaga fue habitada desde la prehistoria, aunque el primer pueblo del que se conoce impacto en la ciudad fueron los fenicios, fundando en el siglo VIII a.C. la primera colonia de nombre Malaka. Durante los siglos posteriores paso a formar parte de los griegos y del imperio púnico, llegando a control romano en el 218 a.C. en las guerras púnicas. Fue durante este período cuando la ciudad comenzó a crecer, con la creación del Teatro romano y otros vestigios históricos, incluso se estableció un código especial llamado Lex Flavia Malacitana.

Tras la decadencia del imperio romano, alrededor del año 411 el imperio bizantino tomó el control de la costa malacitana. La ciudad fue la capital del territorio bizantino de Spania, hasta que son expulsados por los visigodos a comienzos del siglo VII.

Dominio musulmán: Al-Ándalus, Hammudí y nazarí.

En el 711 el ejército liderado por Tariq Ibn Ziyad derrota al rey Rodrigo y consigue suplantar al Estado Visigodo. Se inicia una nueva etapa, de ocho siglos de duración, en la cual Málaga forma parte del mundo islámico enclavado en la región musulmana de Al-Ándalus, denominada como Mālaqa (مالقة). En este largo periodo, Mālaqa llegó a alcanzar más de 20.000 habitantes. De este período se conservan la espléndida Alcazaba, la puerta nazarí de las Atarazanas y parte de la Judería.

Al disolverse el Califato de Córdoba en varios reinos, la Dinastía Hammudí convirtió Mālaqa en la capital de su propio reino independiente entre los años 1026-1057. De esta etapa perduran trazas en el centro histórico y en dos de sus principales monumentos: la Alcazaba y el Alcázar de Gibralfaro.

Mapa de Málaga durante la ocupación musulmana

Mapa de Málaga durante la ocupación musulmana

En 1238, tras la muerte de Ibn Zannun, último rey de Taifa de Mālaqa, la ciudad pasa a formar parte del Reino nazarí de Granada , permaneciendo bajo el dominio de esta dinastía hasta la conquista de los Reyes Católicos.

En 1348, mientras la peste negra asolaba toda Europa, la Alcazaba y el castillo de Gibralfaro toman su forma definitiva.

Fin del dominio musulmán: la Reconquista.

El 13 de agosto de 1487 supuso el fin de la Mālaqa musulmana, entrando los Reyes Católicos a la medina el 19 de agosto. La conquista de la ciudad supuso un durísimo y definitivo golpe para el reino nazarí de Granada que perdía así su principal puerta marítima. La ciudad se extendió extramuros, gracias a las comunidades religiosas, con la creación de los conventos de La Trinidad, Capuchinos, los Ángeles y el Santuario de la Victoria.

En el siglo XVI se comenzó la construcción de la Catedral de Málaga, sobre los cimientos de una antigua mezquita y el puerto comienza a ser el eje sobre el que gira la ciudad. Sin embargo hasta el siglo XVIII la ciudad entró en un período de decadencia e inestabilidad, provocado principalmente por las epidemias e inundaciones del río Guadalmedina.

En 1778, tras el decreto de libertad para el comercio con América, se incrementa considerablemente el tránsito de de barcos, lo que implica un aumento considerable de la población. La ciudad comienza a crecer y en 1783 comienza la construcción de la Alameda. También de finales de este siglo es la edificación de la Aduana, junto a los muelles del puerto malagueño.

Málaga en la historia

Málaga en la historia  – Lámina que tenemos en casa.

Siglos XIX y XX.

A pesar del mal inicio de siglo, el segundo tercio del siglo XIX fue para Málaga una época brillante y próspera, de gran dinamismo económico, siendo una ciudad pionera en el comienzo de la Revolución industrial, convirtiéndose en la primera ciudad industrial de España.

Sin embargo, se produce una fuerte depresión a finales del XIX que continúa durante los primeros años del siglo XX. Luego, se produce otro crecimiento creando en 1919 el Aeropuerto de Málaga, aunque pronto comenzaría la guerra civil de España.

Durante el régimen franquista la ciudad vivió una fuerte expansión demográfica y económica provocada por auge del turismo, creándose la marca “Costa del Sol”. En 1972 se fundó la Universidad de Málaga.

Málaga en la actualidad

La ciudad se encuentra en pleno crecimiento cultural y han sido muchos los hitos durante los últimos años: el Museo Picasso, el Museo Carmen Thyssen, el CAC Málaga, el Festival de Málaga, el Museo de Málaga, la ampliación del puerto, la llegada del AVE y la ampliación del aeropuerto.

Se puede considerar Málaga como una de las cinco ciudades más importantes en España, con cerca de 600.000 habitantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies